miércoles, 21 de marzo de 2007

UN MUNDO FELIZ...



Ni siquiera una vieja sibila podría haber calculado con tan escaso margen de error –ninguno- lo que la mitad de los españoles sabíamos que ocurría en cuestiones de días tras la manifestación del 10 de Marzo contra las cesiones –y concesiones- del Gobierno de Zapatero a los terroristas vascos.

Después del fárrago de tonterías espetado por la progresía más moralizante de nuestro país, llegó el momento de que el tejemaneje izquierdista se lanzase de nuevo a la calle en gigantescas hordas para defender con una mano los derechos humanos y con la otra encomiar la figura de su máximo destructor: comunismo y republicanismo. Visto y no visto. La misma contradicción de ver cómo un socialista acusa a otro partido de golpista, siendo ellos mismos los máximos representantes del golpismo en España y habiendo dado sus primeros coletazos de vida como una leva de daga pronta; o ver a Zapatero declararse feminista mientras promueve una religión en la que el maltrato a la mujer es bienquisto, y trata de borrar del mapa a la religión cristiana, mayoritaria y arraigada a nuestras costumbres inclusive.

Lo cierto es que el rebullido de los filisteos comunistas y socialistas llega a destiempo y en mal momento. Han vuelto a utilizar la Guerra de Irak como hoja de parra en el canasto para así conservar indeleble su esencia indecorosa y altanera. Se olvidan –la amnesia, ese mal endémico del izquierdismo…- de que el apoyo de España a la guerra de Irak no fue más que el envío de una fragata que, para más pecado, llegó al Puerto de Basora el mismo día en el que caía la estatua de Saddam. Nada que ver con los buques escolta que está enviando Zapatero para colaborar con los norteamericanos o los miles de soldados españoles que van a la guerra en Afganistán. Sí, sí, guerra, con todas sus letras, nada de eufemismos. Pero es evidente que se ven obligados a desplazar todos sus males a los viejos fantasmas –utilizando su propia jerga- y hacer del pecado la virtud. Viene a ser algo parecido a aquellos incendios de Galicia tras los que se manifestaron, no contra el gobierno, sino contra un PP que, sin comerlo ni beberlo, cargó con la cruz de algo que venía del otro lado. Tan del otro lado, que uno de los principales pirómanos detenidos resultó haber figurado en las listas municipales del PSOE. ¡Ay, uva de su vid! Así las gasta la izquierda cuando se sabe acorralada y amoscada…

Así, en un paroxismo de abyección, aprovechan para tirarse a las calles torvamente con sus puños enhiestos y tratar de apagar con sus voces tonantes las ascuas de una supuesta guerra civil con un contenido genético netamente yihadista. ¿Acaso Siria y la teocracia iraní no van a tratar de llevarse su trozo del pastel? ¿Es casualidad quizás que los chiíes iraníes estén apoyando a los suníes de Irak con sus ataques a los chiíes irakíes, aun siendo una contradicción?. Pero claro, la progresía, como siempre, parece no querer conocer el problema religioso de Oriente Medio y sí contentarse con apoyar el islamismo y destruir el cristianismo. Para ellos, es el Gran Satán norteamericano el elemento patógeno principal, y no el fundamentalismo providencialista que quieren –y según el islamismo y la sharia, deben- imponer al mundo.

Resulta vergonzoso que exista un sector de la sociedad tan maleable y dúctil que comulgue –y con gusto- con las ruedas de molino de un Gobierno furibundo que utiliza el paralogismo como cordel de cáñamo para atar el paquete de la mentira y la indecencia más fachendosa.

Buscas en Roma a Roma, ¡oh, peregrino!, y en Roma misma a Roma
no la hallas...

Tener ojos para esto...

4 comentarios:

Legionarius dijo...

Un mundo feliz no, pero una españa feliz para mi sería una españa de los españoles que sintiesen amor por su país.

Un saludo español

gutiforever dijo...

Zapatero ha decidido unir su destino a los terroristas de ETA.
Dejemosolo clarito,para todos aquellos progres que adoran por la peana al bobo solemne,los indecisos,sepan que votar PSOE tanto en municipales como en autonómicas,es votar por esto:por la rendición ante ETA,por Otegui,por De Juana.
Hay que dejarlo claro,y no andarse con milongas.
Socialistas y terroristas son ya la misma cosa.Al estilo de la granja orwelliana,se alzaron sobre sus patas traseras,comenzaron a hablar de "paz",y ya no podias distingui a Blanco de Permach,a Rubalcaba de Otegui o a Zapatero de Ternera.
Todos manejan los mismos términos,el metalenguaje de la rendición,del infierno de cobardes que han convertido un gobierno que defeca,como Zapatero,como cada socialista silente y cómplice,en la memoria y las tumbas de mil muertos,en sus huérfanos y viudas,en sus madres a las que escupe en la cara,...Esa es la realidad.
Estan a la espera del comunicado de ETA que anuncie la continuidad de la tregua y la entrega,"simbólica",de esas cuatrocientas cincuenta pistolas,que es la dádiva de la traición,las treinta monedas del mayor felón,amoral y cobarde presidente que jamás haya tenido esta Nación.

Coda: Del papel regio,piensen,piensen,piensen...

samueldl dijo...

Legionarius:

Obviamente, comparto tu opinión. Tan sólo aclarar que este "Mundo feliz" era en honor a la obra de A.Huxley y cómo Zapatero, en un conato de Su Fordería, y mediante una retórica que roza casi lo litúrgico, trata de meternos en semejante mundo: en el del igualitarismo más ramplón que hace las veces de soma, las ensoñaciones y la censura desmedida.

Gutiforever:

Pues sí, así es la realidad; tal y como la expones. Tan sólo añado una coletilla: dices que socialistas y terroristas son ya la misma cosa. Claro, respecto a ETA sí; pero también hay que considerar que no nos debe coger muy de nuevas, pues el PSOE, a lo largo de la historia, siempre ha estado allí donde estuviese la sangre, desde el 34, pasando por el GAL... No podemos extrañarnos, máxime con un presidente destemplado, envilecido por el rencor y ansioso de revancha. Un personaje tan peculiar como peligroso.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Samuel no digas un coordial saludo, di un saludo español como hace tu compi, q ultimamente es lo q te pega