miércoles, 18 de junio de 2008

EL HONOR INVISIBLE


Aunque muchos depositarían en el cepillo chekista la mitad de su capital por ver a Federico Jiménez Losantos posando a lo reo, la realidad es muy otra y tanto la democracia como la libertad aun se revuelve, patalea, agoniza atrapando pequeñas bocanadas de aire a fin de oxigenar sus decrépitos pulmones. Todo por sobrevivir.

En este caso, no hará falta sacrificar a un héroe por el bien de la civilización. Si no pudieron las balas, menos aún los leguleyos que dormitan como leones bajo el trono.

La democracia debería relamerse los labios con fruición ante exquisiteces como la que hoy ha cocinado a fuego lento D. Alfonso Ussía: "la grandeza del político en el Poder desaparece cuando echa mano de su situación para lavar un posible honor mancillado".

No apto para liberticidas. Ya puede ir quitándose las postas de entre el plumaje de ganso, Alcaldísimo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que hubiese nadie que quisiese ver posar como reo, tal y como dices, por lo del juicio a Gallardón. Has visto a muchas personas que hayan injuriado, o calumniado, o acusado a alguien entre rejas??

samueldl dijo...

Deduzco por la candidez de tu comentario que no has estado al corriente de las encuestas -muchas entre tantas- que se han hecho, especialmente en Cataluña. No obstante, tampoco creo que nadie creyese hace diez años, cinco, un mes incluso, que un periodista se viese obligado a reparar económicamente el honor de un político. Ya vez, un salto cualitativo y un acercamiento a los procederes de países como Venezuela, Rusia o Irán; direcciones opuestas a EEUU, Reino Unido o Dinamarca.

Sobra aclarar que es más que evidente que, además, muchos querrían ver cerrada la Cope por venenosa o que para muchos -incluso medios de comunicación- el atentado terrorista contra Federico fue "poco".

Un saludo